Al proseguir su navegación por el sitio acepta la utilización de cookies para ofrecerle contenidos y servicios adaptados a sus intereses.

En savoir plus et gérer ces paramètres[OK]

Noticias breves

14 mayo 2020 à 16:56

«Seguimos en contacto»: Mathieu Kassovitz charla con Kuriko Sato (Japón)

En esta colección de entrevistas titulada «Seguimos en contacto», cineastas, actrices y actores franceses, todos confinados estos días, han charlado con una serie de periodistas de cine extranjeros, para quienes el cine francés sigue siendo una mirada y una forma de expresión que abre horizontes.
En esta nueva entrega, UniFrance ha querido poner en contacto a Mathieu Kassovitz, director de la película El Odio, que celebra este año su 25° aniversario, con la periodista japonesa Kuriko Sato, que escribe sobre todo para France, una página Web japonesa y francófila.

Kuriko Sato - JaponKuriko Sato - JaponKuriko Sato¿Se encuentra usted bien en este confinamiento?
Mathieu Kassovitz: Sí, estoy en París, en una hermosa casa. Estoy trabajando en la escritura de un guión. Me encuentro bien.

Este año marca el 25° aniversario de El Odio¿Diría usted que el tiempo ha pasado más bien rápido, o lo contrario?

El tiempo ha pasado muy rápido, ya que tengo la suerte de tener mucho trabajo, lo cual me mantiene ocupado. Cuando se es joven, hay que saber que el tiempo pasa muy rápido y que hay que aprovecharlo.

Hoy en día, se habla mucho de la injusticia y la desigualdad en la sociedad francesa, que esta crisis está poniendo más en evidencia. ¿En qué medida piensa que los problemas que surgen en las banlieues han evolucionado en estos veinticinco últimos años? ¿Cree que su película ha contribuido a mejorar la situación en estos barrios?

La evolución está en que en aquel entonces no sabíamos lo que ocurría en esos barrios y que hoy en día lo sabemos mejor. ¿Se han resuelto los problemas? No, no se han resuelto. Pero si no hubiéramos hecho nada, si no hubiéramos dicho nada, la situación sería aún peor en la actualidad. Sigue habiendo violencia policial pero la gente lo sabe, la policía lo sabe y los políticos lo saben. Cuando rodé la película, la violencia policial era permanente y sin tapujos. Hoy en día, la policía no lo tiene tan fácil, ya que hay cámaras por todas partes, sabemos que si hay algún problema, las cámaras están ahí. En aquel entonces, era muy difícil decirle a la gente que la policía no se comportaba correctamente. Hoy en día, todo eso está a la luz, no se puede negar, hay que denunciarlo. Hay que respetar a las víctimas. Eso es lo que no ha cambiado en todo este tiempo.

Durante el pasado mes de noviembre se ha hablado mucho de El Odioa raíz del estreno de Los Miserables, dirigida por Ladj Ly¿Le parece que ha sido lo apropiado?

Sí.. La película ha inspirado a otros cineastas. Si se habla mucho de Los miserables, la gente va a poder descubrir El Odio gracias a Los Miserables. Estas cosas funcionan así.
  

¿Y qué le ha parecido la película de Ladj Ly?

Una película muy hermosa. Ha querido hacer una película sobre su barrio, su universo. Está muy bien.

En El odio, el blanco y negro de la imagen alcanza un dominio estético muy alto, lejos de un estilo «documental-ficción». ¿Esta decisión fue esencial para usted?

Pienso que realizar una película con una estética bella ayuda a que el público  acepte mejor la historia y los personajes y que se interesen en ella. Ya que voy a utilizar una cámara para contar una historia, tengo que utilizar una puesta en escena concreta. También le doy mucha importancia al ritmo. Para tener un buen ritmo, hay que tener mucha precisión. Así que lo había pensado todo de antemano. Y sabía perfectamente cómo las cosas iban a encajar.

El odio se va a convertir en una comedia musical. ¿Por qué ahora ? ¿Cómo ha nacido este proyecto?

Siempre he querido dirigir una comedia musical y siempre he pensado que El odio era una película muy musical. Ya que la película cumple 25 años, me lo acaban de proponer. A mí no se me habría ocurrido, pero me parece una idea estupenda. Va a ser como una película en directo, algo así como un espectáculo en directo. Y una gran producción. Habrá cincuenta bailarines, varios estilos de canciones, hip-hop, rap, varios estilos de bailes y efectos especiales. Todo ello va a aportar un punto de vista distinto a la película. Vamos a contar con música lo que vimos en la película. Va a ser algo genial.

¿La historia va a transcurrir en la misma época que la película?

No, va a transcurrir en la actualidad. Vamos a montarla a finales del 2021.

 

Autor : Servicio de Comunicación

Última actualización : 14 mayo 2020 à 16:56 CEST

Vinculado con esta noticia

Películas relacionadas (2)

Personas relacionadas (3)

Lo sentimos, ningún resultado corresponde a su búsqueda.

Ver todo

Ver menos