Al proseguir su navegación por el sitio acepta la utilización de cookies para ofrecerle contenidos y servicios adaptados a sus intereses.

En savoir plus et gérer ces paramètres[OK]

Noticias breves

29 marzo 2019 à 16:51

UniFrance rinde homenaje a Agnès Varda

Ha sido una de las principales, si no la principal, voz femenina del cine francés en estos últimos 60 años. Agnès Varda falleció ayer a los 90 años. Convertida con el paso del tiempo en un icono mundial, querida y admirada desde los Estados Unidos hasta Japón, desde México hasta Noruega, por su inteligencia y por la poesía en su mirada de fotógrafa y cineasta. Pero también por su incesante lucha a lo largo de toda su vida por la emancipación de la mujer.

Palabras de tristeza y mensajes de condolencia fluyen desde el mundo entero hasta la parisina calle Daguerre, en la que vivía desde hace años, en cuanto se ha anunciado el fallecimiento de Agnès Varda, este 29 de marzo, a los 90 años de edad.

Agnès Varda, que empezó trabajando primero como fotógrafa, para el Teatro Nacional Popular de Jean Vilar, y luego como cineasta, fue la pionera de la Nouvelle Vague, con la realización del largometraje La Pointe Courte en 1955, considerado como la primera película de este movimiento nacido en Francia y conocido después en el mundo entero, que sacudió los cimientos del cine para convertirlo en un arte libre, independiente y sin ataduras. 

Esta grandísima viajera que, hasta los últimos meses de su vida ha estado surcando el mundo para ir al encuentro de un público cada vez más diferente, hacía cine como si se tratara de un arte poético, utilizando un lenguaje universal, travieso y lúdico que hacía que sus películas se reconocieran en todo el mundo: Cleo de 5 a 7, La Felicidad, Una canta, la otra no, Sin techo ni ley, Los Espigadores y la espigadora, hasta su última película, Caras y lugares, realizada con la complicidad del artista JR, y estrenada en prácticamente 40 países.

UniFrance ha tenido la enorme suerte de viajar a menudo con ella, y a países lejanos: Japón, Estados Unidos, China... Allá donde fuera, Agnès dialogaba con el público, atento y fiel. Estos últimos años, hemos estado con ella en Nueva York, durante los Rendez-Vous With French Cinema. También la acompañamos a Hollywood al año siguiente, cuando recibió un magnífico Óscar, en reconocimiento al conjunto de su carrera. Una ceremonia en la que interpretó algunos pasos de baile junto con Angelina Jolie, y posó junto a su amigo Steven Spielberg. Hace a penas unas semanas estaba todavía en la Berlinale, donde se estrenó mundialmente su documental Varda por Agnès.

La "pequeña dama de la calle Daguerre", rabiosamente independiente, con una fidelidad formidable, nos deja un legado cinematográfico y también plástico, ya que proponía generosamente "instalaciones" a galerías de arte y museos en París, Londres, Los Ángeles y otras ciudades. Pero también nos deja un legado moral indiscutible: su voz como artista y mujer ha sido una de las más activas y persistentes en estos últimos sesenta años. En este terreno también, ha sido pionera y una gran luchadora.

Serge Toubiana, Presidente de UniFrance, que la conoció bien, destaca "su inteligencia artística y su singularidad, duplicada por una curiosidad insaciable. Tenía un don para hablar con el público a cerca de sus películas, allá donde fuera. Era como si sus películas cuchichearan al oído, enseñándonos el mundo y la vida material como nunca vistos. Me acuerdo de un viaje que hicimos juntos a Pekín, en el 2004. Era la segunda vez que Agnès viajaba a este país, desde 1958. Estábamos en la gran sala de la Cinemateca de China, preparando la proyección de Jacquot de Nantes. El proyeccionista estaba haciendo las pruebas de sonido, cuando de pronto, al oir la voz de Jacques Demy, al que tanto amó, se desmayó. La tuve que despertar. Parecía volver de un sueño..."

Para Isabelle Giordano, Directora General de UniFrance, "Agnes Varda ha sido una de las pocas cineastas francesas que ha conseguido expandir la originalidad de su cine por todo el planeta. Aún hoy en día, sigue ejerciendo una atracción única en todo tipo de público, en todos los países y de todas las generaciones. Recuerdo también, cuando estábamos en Nueva York, la generosidad con la que se dirigía a los estudiantes americanos y su holgada capacidad para aceptar el papel de embajadora de todo el cine francés y también de las jóvenes cineastas francesas.

Autor : Servicio de Comunicación

Última actualización : 02 abril 2019 à 16:51 CEST

Vinculado con esta noticia

Películas relacionadas (9)

Personas relacionadas (5)

Lo sentimos, ningún resultado corresponde a su búsqueda.

Ver todo

Ver menos

Eventos relacionados (2)

media

Rendez-Vous With French Cinema en Nueva York - 2017

Tipo : Festival UniFrance

Tema : Películas francesas

media

Festival Internacional de Cine de Berlín - 2019

Tipo : Festival de largometrajes y cortometrajes

Tema : Otras películas