Al proseguir su navegación por el sitio acepta la utilización de cookies para ofrecerle contenidos y servicios adaptados a sus intereses.

[Para mayor información][OK]
El árbol, el alcalde y la mediateca

El árbol, el alcalde y la mediateca

Un Largometraje de Éric Rohmer

Producida por Compagnie Éric Rohmer

Estreno en Francia : 10/02/1993

    Sinopsis

    Un maestro de un pequeño pueblo se opone a su alcalde, quien ha conseguido una subvención del ministerio de cultura y proyecta construir un gran complejo deportivo-cultural en unos terrenos cercanos al pueblo. El proyecto, se dice, es del todo inútil y lo único que va a conseguir será arruinar el paisaje. El clima político comienza a agitarse cuando una periodista de París llegue al pueblo para escribir un artículo sobre este hecho para la revista política para la que ella trabaja.

    Vídeos

    20/11/2014

    El árbol, el alcalde y la mediateca

    French trailer

    Actores (8)

    Producción y distribuición (3)

    Producción delegada :

    Compagnie Éric Rohmer

    Distribución en Francia :

    Les Films du Losange

    Exportación/Venta internacional :

    Les Films du Losange

    Box Office : acumulado

    Box Office : cronología

    Estrenos en el extranjero (12)

    PaisDistribuidorCompradorFecha de estreno

    Ver todo

    Ver menos

    Lo sentimos, ningún resultado corresponde a su búsqueda.

    Difusiones TV : Acumulado

    Difusiones TV : detalladas por países

    Comentarios

    Critica

    El Árbol, el Alcalde y la Mediateca es una de las reflexiones más lúcidas acerca de la política que existen, cosa que era de esperar viniendo de un maestro de las revelaciones como Rohmer. Si bien comparte la estructura de gran parte de su filmografía (pese a ser de las pocas pelis de la misma que no están comprendidas en los ciclos de Cuentos Morales, Comedias y Proverbios o Cuentos de las 4 Estaciones) es una rara avis dentro de la misma, pues el mismo Rohmer reconoce que fue escribiendo diálogos mientras filmaba (cuando generalmente tiene todo más planificado que una visita guiada del Imserso), casi a salto de mata, y permitió a Clémentine Amouroux que realizase entrevistas reales improvisadas (valga la redundancia) a los lugareños del pueblo. Entrevistas que forman parte importante del film e improvisación que solo había permitido a Marie Rivière en El Rayo Verde.

    Lo de la estructura, más que por unas coordenadas comunes en el cine de este señor (que las hay, casi patrones incluso), es por la reacción del espectador: desde esos 10 minutos iniciales de ¨¡me aburro!¨ a ese final en el que frunces el ceño, te enciendes un cigar, asientes en plan ¨mmmm... que fino ha hilado el cabrón¨ y caes en la cuenta de que acabas de ver una maravilla donde este franchute se permite la ironía desde la distancia más objetiva que pueda verse en el cine. Es dicho distanciamiento lo que confiere una validez extrema a prácticamente todo lo filmado por Rohmer, aun quedando la duda en el espectador de si es un misántropo, un humanista, un cínico o que mierdas pasa con él. De lo que no cabe duda es de su valía como cineasta, pese a parecer a no afines un clasista hortera a la par que snob petulante (¿se aceptan pleonasmos?).

    Aquí, con una trama volátil y para nada esencial en la película (queda todo sujeto al azar y a como condiciona el mismo los actos), nos desvela en qué consiste el ¨noble arte de la política¨ mientras de soslayo mete unas cuantas puyas muy buenas al mundo del periodismo (ese pesebre tan prescindible a dia de hoy), al ecologismo (cuando es enarbolado como ideología de cara a pillar chupisubvenciones), a la identificación inmemorial dualista de derecha e izquierda e incluso a un elemento tan horrible como puede ser el coche contemporáneo, en un alarde de genialidad humoristica propia del Bill Hicks más rabioso. Todo a escala, como la maqueta de la mediateca que forma parte de la (repito) prescindible trama.

    Y, para el recuerdo, cuando la hija del maestro del pueblo, Zooey, tras hacer ver al alcalde (principal impulsor de la mediateca) con un discurso inteligente pero creíble en una niña de 10 años de lo bien escrito que está que no vela por los intereses del pueblo sino por los suyos; la respuesta de éste, ante la no existencia de algo distinto de una mentira que la satisfaga, es un festival de cucamonas acompañado de una triste verdad que se le escapa presa del nerviosismo: dentro de una década, cuando Zooey pueda votar, ya podrá hacer algo al respecto. Esa falsa sensación de que podemos pintar algo en la toma de decisiones cuando ya han sido tomadas para disgusto nuestro una década antes (en el caso de la película, en nuestra triste realidad llevan bastante más tiempo celebrando la constitución, esa gran farsa) es algo que no había visto jamás tan bien expuesto en un film, y que por desgracia seguirá vigente de aquí al final de los tiempos.

    © Jack Prongo

    Source : filmaffinity.com

     

    Fotos (7)

    Elenco detalladado (8)

    Productora delegada :

    Françoise Etchegaray

    Directora de fotografía/imágen :

    Diane Baratier

    Encargadas de prensa (pelicula) :

    Hélène Martin, Régine Vial

    Autor de la música :

    Sébastien Erms

    Guionista :

    Éric Rohmer

    Ingeniero de sonido :

    Pascal Ribier

    Montadora :

    Mary Stephen

    Exportador :

    Raphaël Berdugo

    Detalles técnicos

    Largometraje

    Géneros :

    Ficción

    Subgéneros :

    Comedia psicológica

    Temas :

    Política

    Idioma de rodaje :

    Francés

    Otro país coproductor :

    Francia

    EOF :

    Desconocido

    Nacionalidad :

    100% francesa (Francia)

    Año de producción :

    1993

    Estreno en Francia :

    10/02/1993

    Duración :

    1 h 45 m

    Situación actual :

    Estrenada

    Visa número :

    81.565

    Visa emitida el :

    18/02/1993

    Autorización :


    Tipo de color(es) :

    Color

    Formato sonido :

    Dolby DTS

    Carteles (1)

    Director

    Selecciones en los festivales